Previsión Post COVID-19 para el mercado inmobiliario de segunda residencia en la costa de la comunidad valenciana.

Por Jorge Sellens, Consultor Senior OC | HABITAT

¿Y qué pasará con el mercado de  segunda residencia?

 La incertidumbre se ha apoderado de nuestros pensamientos diarios debido a la situación creada por el terrible COVID-19. ¿Tendré liquidez suficiente?, ¿Es buen momento para vender el apartamento de la playa?, ¿Es el momento para comprar una segunda residencia?. Muchas preguntas nos invaden y las respuestas no están claras.  
En lo que se refiere al sector inmobiliario intentaremos aportar una previsión fundamentada y realista con los datos con los que contamos hasta hoy mismo. 
  “Me gusta que me digan la verdad, yo veré si duele o no”. Anónimo
 Para empezar me gustaría decir que compartimos muchas de las aportaciones realizadas por compañeros del sector en direrentes medios de comunicación en lo referente a la corrección del número de transacciones para 2020 pero, hasta el momento, somos pocos lo que nos hemos aventurado a realizar previsiones sobre el futuro del mercado de segunda residencia.

Seamos realistas, durante los meses que restan de 2020, nos espera un menor número de  transacciones. Dentro de esta última cifra encontraremos, en gran medida, segundas partes de contratos de arras firmados con antelación al estado de alarma y que, o bien han sido aplazados, o bien se han renegociado nuevas condiciones. 

El escenario durante los meses de mayo y junio se presenta muy suave en ventas. La tan ansiada “desescalada” se realizará paulatinamente y todos estaremos muy pendientes de cómo se desarrolla la parte sanitaria, pues de ello dependerá que, el confinamiento generalizado, llegue a su fin y que la economía empiece a normalizarse.  

Si todo se desarrolla según lo previsto, a partir del mes de junio, el desconfinamiento general será por fin una realidad y podremos volver a la normalidad laboral. A partir de este momento, se prevé un leve aumento en las nuevas transacciones. 

La oferta previsiblemente crecerá durante el resto del año en toda la costa, sobre todo por la necesidad de algunas familias y/o inversores de obtener liquidez. A su vez, la demanda se corregirá debido a la presión causada por el aumento de la oferta y también por el incremento en la tasa de desempleo. Es conocido en nuestro sector que, en escenarios de alto desempleo, la venta de segunda residencia sufre una mayor corrección. La decisión de compra no suele ser urgente en segundas residencias y, en momentos de incertidumbre como el presente, la decisión se suele aplazar hasta que se observen mejores previsiones. Obviamente se realizarán algunas transacciones por inversores y compradores con una economía saneada que, sin duda, aprovecharán el momento para comprar la segunda vivienda que ya estaban decididos a comprar. 

Una vez evolucione positivamente la parte sanitaria (número de contagios residual y controlado), la confianza hará que la demanda empiece a recuperarse con mayor rapidez en aquellas zonas costeras donde la pandemia se haya controlado mejor. También observaremos mejores indicios de recuperación en los lugares donde se esté apostando por la seguridad sanitaria de los visitantes/turistas durante los meses de julio y agosto de este año. En este sentido, en la costa de la Comunidad Valenciana, estaremos en las primeras posiciones. 

Por todo lo expuesto anteriormente, en nuestra previsión manejamos una adecuación de precios con una bajada entre el 10% y el 20% en ciertas zonas de la costa valenciana. Dentro de ese extenso porcentaje, encontraremos inmuebles que no corregirán el precio a la baja y otros con características específicas que podrían no perder valor (inmuebles tipo ático con terrazas grandes, adosados o chalets unifamiliares con un poco de parcela individual, etc…). También influirá en los precios la necesidad de venta por parte de algunos propietarios que, por motivos económicos, necesiten vender urgentemente. Estos últimos casos serán los menores en número de transacciones y no van a suponer un porcentaje relevante. 

Destacamos, dentro del efecto negativo que va a tener la pandemia, el que va a tener en la demanda de segunda residencia por el cliente internacional, pues nuestra costa es localización preferida por muchos extranjeros para la compra de una segunda vivienda, aunque en alguno de los casos se convierta en la vivienda principal. Las restricciones de movilidad que han puesto en marcha muchos países y, el miedo al contagio de clientes ingleses y franceses mayores de 60 años, harán que observemos como se modera su demanda frente a otras nacionalidades (procedentes de América y de países Nórdicos), que ganarán peso en la balanza de compras de clientes extranjeros. 

Conforme pasen los meses, la demanda irá recuperando su ritmo adecuado y consideramos que volverá a una situación de normalidad en el mercado nacional a partir del segundo semestre del 2021, sobre todo cuando las cifras de transacciones del mercado de segunda residencia, sean las normales de un año regular. 
En cuanto al cliente extranjero, dependiendo de la evolución que tenga la enfermedad a nivel mundial, prevemos que en 2022 podremos volver al número de transacciónes al que estábamos acostumbrados antes de la pandemia.  

En OC | HABITAT se está realizando, como siempre de manera continuada, una importante tarea de valoración de todas las viviendas, tanto en venta como en alquiler que ya gestionamos, para adecuar sus valores a la situación extraordinaria presente . Además, se han diseñado protocolos de seguridad sanitaria para que, las visitas concertadas, tanto a inmuebles como a nuestras oficinas, se realicen con la total tranquilidad de haber elegido a una empresa comprometida con la seguridad sanitaria de todos y que además ofrece la mayor garantía y profesionalidad en el asesoramiento inmobiliario. 

Entradas recomendadas