Adiós, Ártículo 28: las casas heredadas se venderán sin limitación y a precio de mercado 

El pasado mes de septiembre desapareció uno de los artículos legales considerados más injustos en el mercado inmobiliario: el artículo 28 de la Ley Hipotecaria, que durante muchos años ha dificultado a los herederos no directos vender una casa hasta pasados dos años de la muerte del propietario por si aparecía un hijo ilegítimo.  

Se trata de un artículo al que también se conoce como «Ley de Cuba» y que forma parte de la Ley Hipotecaria que fue aprobada en 1946. En su momento tuvo relevancia porque permitía que los hijos de españoles emigrados a las colonias tuvieran tiempo de regresar a España cuando sus padres fallecían y así poder reclamar su parte de la herencia. 

A efectos prácticos, la venta se registraba en el Registro de la Propiedad, pero quedaba una anotación preventiva de que estaba sujeta a la cláusula del artículo 28. Pasados los dos años ya se sabía que la propiedad era libre. Ahora cualquier operación de compraventa sujeta a esta limitación estará libre, es decir, tiene carácter retroactivo. 

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Abrir chat